¿Has elegido ya el suelo laminado que quieres en tu salón o dormitorio? Entonces ahora hay que pasar a la colocación para poder lucir cuanto antes un suelo increíble. Para saber cómo instalar el piso laminado y que quede perfecto, lo mejor es acudir a profesionales que lo hagan y que lo dejen perfecto. Pero si no puedes hacerlo, nosotros te contamos los pasos que debes seguir para colocarlo.

 

Cuando te planteas cambiar el suelo de una habitación siempre piensas que hay que hacer mucha obra, va a salir muy caro y encima no vas a poder estar tranquilo en casa. Pero si la elección del tipo de suelo es el laminado, olvídate de la obra y gastarte mucho dinero y, si el suelo se va a colocar en una sola estancia de la casa, en el mismo día puedes estar pisándolo.

Pasos para colocar el suelo laminado

La colocación de los suelos laminados es mucho más sencilla que si fuese un parquet tradicional. A continuación, te contamos paso a paso cómo instalar el piso laminado.

Primer paso

El suelo laminado se expande y contrae cuando cambia la temperatura y la humedad de la estancia donde está, por eso es recomendable que el suelo laminado se aclimate al entorno durante 48 horas por lo menos. Si esto no se hace, puede que el suelo se expanda y cuando lo instales se eleve días después.

Segundo paso

El siguiente paso es retirar los rodapiés o zócalos y los tapajuntas de las puertas. Al separar los rodapiés, guárdalos por si quieres volver a usarlos. Cuando vayas a colocar el suelo laminado y hacerlo bien, es importante que la base sea sólida y esté nivelada. Si ya has puesto suelo laminado en alguna otra ocasión, hay que eliminarlo y luego nivelar el suelo y arreglar grietas que pueda haber.

Tercer paso

A continuación, debes instalar el aislante. Antes de hacerlo el suelo debe estar limpio y sin grapas, clavos o algo parecido. Cuando coloques el aislante no debes superponer las capas, puedes utilizar un cuchillo o un cutter para cortar todo lo que sobra. Con este recubrimiento ayudamos a que esté aislado de la humedad, el sonido se amortigua y el suelo queda más uniformado.

Cuarto paso

En este paso hay que planificar y elegir la orientación y el diseño. A la hora de elegir la dirección de las láminas del suelo hay que observar la pared que es más larga y recta para empezar por ella. También hay que tener en cuenta si hay paredes curvas y dónde están las puertas.

Quinto paso

Cuando instalas el suelo laminado, es importante dejar unos milímetros de separación entre las lamas y la pared. La razón de dejarlo es porque, como ya se ha comentado, el suelo se expande y contrae con los cambios de temperatura. Para medir esa separación puedes utilizar una de las tiras que cortes y no vayas a utilizar, ya que suele tener el espesor ideal para ello, entre 0,8 y 1 cm.

Sexto paso

Ya puedes proceder a colocar la primera fila de lamas. Las lamas se pueden unir a mano, aunque hay ocasiones en las que se puede usar una herramienta pensada para ello que tiene forma de “S” junto con un martillo para dar golpes suaves y cerrar las juntas más complicadas.

Séptimo paso

Sigue colocando las siguientes filas de lamas. Es importante que dejes, por lo menos, 15 cm entre el inicio de la lama de la fila anterior y la que colocas a continuación.

Octavo paso

Pasamos ya a colocar la última fila. Suele ser la más complicada por la dificultad de maniobrar, ya que la pared está muy cerca. Cuando vayas a encajar las lamas de esta fila con la anterior hay que hacerlo con el ángulo más pronunciado y, lo más seguro, es que debas usar la herramienta que hemos comentado anteriormente.

Noveno paso

En este paso colocamos los remates alrededor de las puertas. No hay que cortar las lamas para que se ajusten al contorno de la puerta. Debes cortar el tapajuntas lo justo para que el suelo coloque debajo.

Décimo paso

Por último, debes colocar los rodapiés, los antiguos o unos nuevos. Gracias a ello, taparás las juntas de dilatación que habíamos tenido que dejar cuando hemos colocado el suelo laminado. Como ves, los pasos a seguir son sencillos, pero siempre hay algo que puede salir mal y por eso te recomendamos que acudas a un profesional que te ayude y coloque el suelo laminado de la manera perfecta. En Click Tarima te ayudamos en lo que necesites.

boton grande

Preguntas frecuentes sobre la colocación de suelos laminados

En el momento que se toma la decisión de instalar suelos laminados, por sencillo que sea el proceso, siempre puede haber algunas dudas.  Entre estas destacan, ¿Qué materiales se necesitan?, el tiempo que se puede llevar colocarlo o cuál es la forma correcta de hacerlo. A continuación, aclararemos todas las dudas que te puedan venir si estás considerando instalar suelos laminados.

¿Cómo colocar suelo laminado dirección?

Colocación suelo laminadoLa colocación de un suelo laminado puede generar diferentes efectos, puede reflejar una imagen tranquila, también un efecto un poco más vivo. La dirección en la que se coloque el suelo laminado influye mucho sobre el ambiente que va a tener la habitación. 

Existen tres variantes de dirección de colocación:

  1. Dirección a la luz incidente, esto quiere decir que las juntas no se aprecian
  2. Dirección transversal a la luz incidente, en este caso las juntas se resaltan
  3. Con varias ventanas, en esta variante la colocación es en forma diagonal

Además de la dirección en la que se coloque el suelo, la tonalidad de color también puede generar un cambio radical en la estancia.

¿Qué se necesita para instalar suelo laminado?

Aunque la instalación de los suelos laminados puede ser bastante sencilla, es importante contar con las herramientas adecuadas para así lograr los resultados deseados con un acabado perfecto.

Estas son las herramientas que debes tener a la mano antes de comenzar el proceso de instalación de tu suelo laminado.

Colocación suelo laminado

  • Una cinta métrica: esta te servirá para tomar las medidas del lugar donde colocarás el suelo, así como definir el tamaño que necesitas de los paneles laminados. 
  • Un lápiz: este te ayudará no solo a tomar notas, sino también a dibujar las líneas de serrado. 
  • Martillo, palanqueta y un taco de impacto: se utilizan para colocar el suelo en su sitio. 
  • Sierra vertical: esta herramienta es con la que se cortan los paneles con las medidas necesarias o incluso si deben hacerse corte redondeados. 
  • Guantes: no podemos dejar pasar por alto algunas medidas de protección, en este caso para las manos. 
  • Cuñas: su función es mantener una distancia previamente establecida entre las paredes y los paneles de suelo laminado que se están colocando. 
  • Un bisel: con esta herramienta se miden los rincones de la habitación en la que se está colocando el suelo laminado, además ayuda que los paneles sean cortados con el ángulo correcto.

¿Cuánto tiempo se tarda en poner suelo laminado?

Debido a que la colocación de un suelo laminado no representa mayores complicaciones, y que incluso se puede colocar sobre el piso viejo, si este no está muy deteriorado, el proceso tardará muy poco tiempo.

La medida promedio se encuentra entre 24 y 48 horas, ya que no se necesita de una obra, esto también va a depender de la cantidad de metros que hay que cubrir. Otro aspecto que influye en el tiempo que se pueda llevar la instalación, es si el espacio donde se colocará el suelo laminado está vacío o amoblado. 

¿Cómo se llama lo que va debajo del piso laminado?

Para la correcta instalación de suelos laminados, se requiere de un elemento más, el cual se le conoce como base o acolchado. Se trata de una espuma plástica de celda cerrada, la cual viene en forma de rollos. 

Esta base es colocada entre los tableros de suelo laminado que se está colocando y el subsuelo. Es importante acotar que la base no es un recurso opcional, es completamente obligatoria. 

Click Tarima, la mejor opción para tus suelos 

Somos una compañía con años de experiencia en el mercado, te ofrecemos no solo los mejores productos, sino también un servicio de alta calidad. Si estás pensando en renovar los pisos de tu inmueble, contáctanos, tenemos lo que necesitas y al mejor precio.

Contacta con Click Tarima

Menú