¿Se puede cambiar el suelo sin obra?

Puede que en alguna ocasión hayas mirado al suelo de tu casa y hayas pensado que está desgastado y que necesita un cambio. Pero meterse en obras es algo engorroso y al final cambias de idea. ¿Y qué pensarías si te dijésemos que puedes cambiar el suelo sin obra? Pues sí, esto es posible y te nosotros te vamos a contar cómo hacerlo.

 

Para poner el suelo sin obra no hace falta quitar el suelo viejo, que es lo que implicaría realizar obras. En Click Tarima somos especialistas en suelos, por ello en este artículo te decimos cuáles son los tipos de suelo que puedes colocar en tu vivienda sin necesidad de hacer obras y lograr un nuevo look en tu hogar.

 

Tipos de suelo para colocar sin obra

  • En primer lugar, tenemos el suelo vinílico el cual puedes colocar sin necesidad de quitar el suelo antiguo y sobre cualquier tipo de superficie como cerámica, mármol o cemento. Dependiendo de la superficie, se podrá instalar distintos tipos de vinilo.

Con una superficie nivelada y no porosa, el vinilo se pondrá con lamas o losetas adhesivas. Si por el contrario, la superficie no está nivelada, se puede optar por la instalación con lamas en click, lo cual es mucho más rápido. El suelo vinílico resiste al desgaste, al agua y a la abrasión, además es antibacteriano y antideslizante.

  • Otro de los suelos que puedes colocar en tu vivienda sin necesidad de obra es el suelo de linóleo. Se trata de un modelo de suelo que es resistente y duradero con el paso del tiempo. Está hecho de materiales que resisten a la abrasión, esto ayuda a que el suelo no pierda color.
    No hay problema en colocarlo sobre el suelo viejo y, para poder ponerlo sobre cualquier superficie, puedes aplicar una capa de mortero nivelante y lo podrás hacer sin problema. Nuestra recomendación es que el suelo linóleo se pula un par de veces al año. Además, el linóleo lleva diferentes diseños geométricos y su colocación se realiza con rollos de 2 metros que se encolan.
  • El siguiente tipo de suelo que no necesita obra para colocarlo es el suelo laminado, o más conocido como flotante. Su colocación se puede realizar sobre hormigón, madera, piedra o incluso cerámica y es realmente fácil de instalar. El suelo laminado no necesita acuchillado o barnizado y cuenta con un sistema de sellado gracias al cual se evita que el agua se filtre. Otra de las ventajas de este suelo es que es muy económico y resistente.
  • Otra opción es el microcemento, un tipo de suelo sin obra que cada vez está más de moda y que ha ido ganando adeptos. Es válido tanto para viviendas como para establecimientos o zonas de exterior. Si te interesa este tipo de suelo, su colocación es realmente sencilla y en un par de días ya podrás disfrutar de él. Todo ello sin un escombro y sin quitar el antiguo suelo. Es un material impermeable que permite un mantenimiento muy simple, con agua y jabón lograrás que luzca perfecto.
  • El suelo PVC es también una de las opciones por la que mucha gente está optando para cambiar el suelo de su hogar sin hacer obra. Tienen diferentes diseños, son antideslizantes, impermeables y silenciosos. Puedes encontrarlo en rollos o en losetas y el precio y la instalación es muy sencilla. Una de las desventajas que tiene es que debes cuidarlo de los arañazos, pero si lo cuidas bien, el suelo PVC te puede durar mucho tiempo.

 

Estos son algunos de los suelos sin obra que puedes colocar en tu hogar, como ves la oferta es amplia, sólo tienes que ver cuáles son tus necesidades y elegir el que mejor se adapte a ti. En Click Tarima te ayudamos y orientamos para que tu elección sea la correcta.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?